El Blog del Contable – El Blog de Antonio Guerrero

inem-blogdelcontableEn mi anterior entrada vaticinaba una subida previsible de impuestos para este mes, junto a reformas en el ámbito laboral que podía afectar a más de uno, pues bien, en este tema ya han surgido las primeras voces discrepantes en cuanto a los contratos bonificados. Resulta que, desde las más altas instancias relacionadas con la cuestión, ahora se plantea que quizás esa medida (la de bonificar los contratos que se hagan indefinidos) se deba eliminar, para utilizar esos fondos en “algo más productivo”. Y yo me pregunto: ¿puede haber algo más productivo que incentivar a un empresario, con la que está cayendo, para que contrate a un trabajador por tiempo indefinido sabiendo que le va a resultar más barato que si lo hace de forma eventual?

Por experiencia me consta que lo primero que se plantea un empresario cuando va a contratar a alguien es cuánto le va a costar, tanto en salario como en Seguridad Social, y qué forma le puede resultar más rentable en función de ese coste, si temporal o indefinida. También es cierto que, ante una situación económica general nada boyante, el empresario no quiera atarse de por vida a un trabajador si su perspectiva económica resulta imprededible, por lo que si su necesidad de cubrir una plaza es perentoria, lo haga de manera temporal y rote al trabajador.

El paro es previsible que pueda llegar, a fin de año, al 20%, una cifra alarmante que debería sonrojar a más de uno y que redundará en los créditos incobrables, hipotecas con embargos, menor consumo general y toda una cadena de efectos que se multiplicará entre la población, por eso tener y, sobre todo, mantener un empleo se antoja el salvavidas al que pueda agarrarse más de uno.

¿Opciones? Incentivar la contratación, sea de la forma que sea, para que las colas en las oficinas de empleo dejen de ser interminables. Ponerle las cosas fáciles al empresario para que se lleve gente a su empresa y aceptar que la empresa privada es la locomotora que debe tirar del carro de la producción.

No es tiempo de ponerse remilgados: más vale pájaro en mano que ciento volando.

Hasta la próxima.

 

Antonio Guerrero

PD.- Gracias a los que habéis preguntado por mi apéndice. Aunque se encuentra ya fuera de mi cuerpo, lo que queda de éste se mantiene como si nada. Tan sólo queda una cicatríz y un efecto adverso a las gasas que me pusieron, ya controlado.

En esta entrada no hay comentarios. Añade el tuyo.

-Nota-: Ten en cuenta que me reservo el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje insultante, amenazador, spam u otras conductas no apropiadas en una comunidad civilizada. Si tu comentario no aparece puede ser por que "akismet" lo haya capturado, no por que haya sido censurado. Cada día lo reviso y lo coloco en su lugar. Ten paciencia y siento las molestias. Gracias.



Consulta en nuestra asesoría, beneficiarás a tu empresa.