El Blog del Contable – El Blog de Antonio Guerrero
mar 08

Leido 31762 veces, 3 hoy

Se buscan 500.000 empresarios (y II)

No hay comentarios - Deja un Comentario Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

Existen unas siglas ya estandarizas (I+D+I) que quieren definir los conceptos (Investigación, Desarrollo e Innovación) en los que se base la empresa perfecta, sin embargo, creo que para una persona que se enfrenta por primera vez a ese dragón de cien cabezas que es el mundo empresarial hay otras tres siglas que, quizás, se deberían buscar primero: I+I+I, siendo su significado el de INICIATIVA+INVENTIVA+INGENIO.

Si queremos salir de la actual crisis económica es necesario incentivar a este colectivo, al nuevo empresariado me refiero, para que se le pongan las cosas fáciles, tanto en trámites burocráticos iniciales, como posteriormente en los primeros ejercicios de actividad. Al menos, durante un tiempo. Y con esas tres siglas como principio fundamental. Pero, hoy en día, ¿dónde podemos buscar futuros empresarios?

Esa es una pregunta clave. En primer lugar, la cantera de dónde tienen que salir los nuevos emprendedores tiene que ser de las universidades. De allí salen todos los años miles de jóvenes, en gran proporción sin rumbo fijo, con una formación caliente, inexpertos pero con una gran ilusión por poner en práctica todos sus conocimientos. Ese es el gran vivero que tenemos que cuidar y promocionar. Ahí tendría que estar la Administración para apadrinarles durante sus primeros años, los más difíciles. La Universidad debe mirar al mundo de la empresa como si fuera una segunda madre a la que se les va a encomendar sus hijos, prepararles para lo que se van a encontrar fuera de las aulas.

Y otro colectivo que no debemos olvidar, por su experiencia, es precisamente el de los empresarios que hayan tenido que dejar su actividad. Da igual los motivos y circunstancias, por que echar el cierre a un negocio es una de las experiencias más traumáticas, más desequilibrantes. Hay que apoyar a este colectivo e incentivarles para que vuelvan, por que su experiencia y madurez al frente de un negocio no se puede desaprovechar. Ellos ya saben dónde han cometido los errores y, por eso, su vuelta sería mucho más productiva.

Pero no nos debemos olvidar que hay que lavar la imagen del empresario. Muchos piensan que son aquéllos que están con el puro en la boca, gordos de tanto comer, el mercedes en la puerta y abroncando siempre al empleado. Señores, hay que ser más realista, más objetivo. El empresario es quien arriesga su patrimonio, su dinero y el de su familia. Esa imagen debe de cambiar y ahí la Administración también debe poner algo de su parte.

Está claro: faltan empresarios y los tenemos que buscar hasta debajo de las piedras. Para empezar, debajo de las piedras de la Universidad.

Sangre que no se desborda,

juventud que no se atreve,

ni es sangre ni es juventud

ni reluce ni florece.

Cuerpos que nacen vencidos,

vencidos y grises mueren

vienen con la edad de un siglo

y son viejos cuando vienen.

La juventud siempre arrastra,

la juventud siempre vence

y la salvación de España

de su juventud depende.

Con esas palabras de Miguel Hernández y música de Jarcha me despido.

Hasta la próxima.

Antonio Guerrero

En esta entrada no hay comentarios. Añade el tuyo.

-Nota-: Ten en cuenta que me reservo el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje insultante, amenazador, spam u otras conductas no apropiadas en una comunidad civilizada. Si tu comentario no aparece puede ser por que "akismet" lo haya capturado, no por que haya sido censurado. Cada día lo reviso y lo coloco en su lugar. Ten paciencia y siento las molestias. Gracias.



Consulta en nuestra asesoría, beneficiarás a tu empresa.